Beneficios y propiedades de la chirimoya – Natur Mercado

Beneficios y propiedades de la chirimoya

Propiedades de las Chirimoyas

Las chirimoyas son unas frutas desconocidas para el gran público. Se consideran como frutas exóticas cuando, sin embargo podemos encontrar chirimoyos y cultivos en nuestro propio país. Son muchas las propiedades de la chirimoya y en este artículo vamos a hablar de ellas.

Origen e historia de las chirimoyas 

Las chirimoyas son frutos del árbol chirimoyo, típico de la zona andina de América del Sur. De hecho, su nombre tan particular viene de la unión de dos palabras del idioma quechua de la zona: “chiri” que significa frío y “moya” que significa “semilla”. Su significado sería algo así como “semilla del frío”. Y es que es exactamente en los meses de invierno es que se cultiva esta fruta. En nuestro país podemos encontrarlas sobre todo en Andalucía, en Granada y Málaga para ser exactos, donde las temperaturas son idóneas para el cultivo de las chirimoyas. Es justamente en la zona entre estas dos ciudades que se extiende la zona de producción amparada por la denominación de origen.

 Lo ideal es, al elegir estas frutas en las góndolas, decantarse por las piezas más grandes y con un verde más oscuro. A diferencia de otras frutas, las chirimoyas se vuelven blancas al madurar, por lo que cuanto más verde, mejor, aunque si de verdad quieres elegir una en su punto, asegúrate que el verde sea claro.

Propiedades de la chirimoya

Aparte de su valor nutricional, son muchos los beneficios de las chirimoyas. A continuación enumeraremos algunas de las muchas propiedades que tiene la chirimoya y cómo pueden afectar positivamente a nuestro organismo.

  • Contiene gran cantidad de fibra, de modo que ayudan al tránsito intestinal y combaten el estreñimiento. Además, por la presencia de fibra ayuda a regular el nivel de glucosa en la sangre,  ya que la influencia intestinal hace que se dilate el tiempo de asimilación de los azúcares en nuestro intestino. Es común que al ingerirla sin estar acostumbrado, produzca efectos adversos en las deposiciones y alteraciones intestinales, pero es todo lo contrario. Una de las tantas propiedades de las chirimoyas es que regulan y corrigen los problemas intestinales.

 

  • De la mano de lo dicho recientemente, todos los efectos positivos y de regulación del intestino hace que las chirimoyas ayuden a reducir y mantener estables los niveles de colesterol.

 

  • Tienen muchos nutrientes y minerales  Entre ellos, un número alto de proteínas (un 2%, considerable si se compara con otras frutas) que hacen de la chirimoya una fruta recomendable para deportistas. Además, debido a su cantidad de potasio y bajo niveles de sodio, otra de las propiedades de las chirimoyas es que reducen la presión arterial, expulsando el líquido sobrante del organismo. 

 

  • Al igual que la mayoría de frutas, tienen un alto contenido de agua, pero la chirimoya además tiene una muy baja cantidad de grasas. No obstante, no debemos dejar que esto nos engañe y, de hecho, veremos que no suele encontrarse entre las frutas de dietas recomendadas para perder peso. Ya que , como podemos ver por su gran sabor, tienen un alto número de azúcares que, si bien no hacen mal, hay que controlar su ingesta y evitar las grandes cantidades.

 

  • Dan un gran aporte de vitamina C, que convierte a la chirimoya en un gran antioxidante ya que esta vitamina ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico y a mantener la piel y los huesos más jóvenes, a la vez que a regular la producción de glóbulos rojos en nuestra sangre.

 

  • Un beneficio de las chirimoyas muy importante y que probablemente hayamos oído en algún lugar es que las chirimoyas tienen efectos anticancerígenos. Esto es un malentendido y, a la vez, una incorrección del lenguaje. Si decimos que son anticancerígenas, estamos diciendo que una de las propiedades de la chirimoya es que curan el cáncer, cuando, por desgracia, es algo que ninguna fruta puede hacer. Lo que tienen las chirimoyas son acetogeninas. Se trata de un compuesto que está científicamente demostrado que ayudan a disminuir el riesgo de cáncer, pero no a curarlo.

 

Además de todas las propiedades de las chirimoyas que hemos enumerado, son unas frutas muy fáciles de comer. La versión más común y divertida es partirla por la mitad y comerla directamente con una cuchara Sin embargo uno de los beneficios de la chirimoya es que es muy versátil y puede comerse como bizcocho, mousse y una gran variedad de postres.

 

Valor nutricional

– Calorías: 94 cal

– Azúcares: 21,6 g

– Grasas: 0,4 g

– Proteínas: 1,3 g

 

Variedades de la chirimoya

Existen varios tipos que se cultivan en puntos muy distintos del planeta:

  • Fino de Jete: provienen de la zona de Granada y es la variedad más popular del mundo. Es la chirimoya tal y como la conocemos.
  • White: proviene de California, tiene un tamaño mayor respecto a las demás y un fruto más redondo y pequeño.
  • Rayan: de las variedades más nuevas, provienen del Perú, tienen mayor resistencia y tardan más en oxidarse.
  • Concha Lisa: similar a Fino de Jete en cuanto a fruto, proviene de Chile y su piel es más gruesa y redonda.

¿Cómo se conservan las chirimoyas?

Las chirimoyas son frutas tropicales que maduran muy rápidamente una vez cosechadas. Lo ideal es consumirlas apenas se compran, sobre todo si están maduras. Hay que evitar meterlas en la nevera, ya que va a hacer que duren menos. Lo ideal es mantenerla en una temperatura fresca de 10ºC. En caso de que tengamos chirimoyas aún sin madurar, un secreto es ponerlas junto con manzanas, en una bolsa cerrada a poder ser. El etileno de las manzanas hará que las chirimoyas maduren antes.

Encuentra otros temas interesantes sobre las frutas y las verduras en nuestro blog: Los Arándanos Azules

0 0 vote
Valorar el artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments