Beneficios y propiedades de los puerros – Natur Mercado

Beneficios y propiedades de los puerros

Beneficios y propiedades de los puerros

Los puerros tienen una forma particular. Si uno no los conoce, pueden ser abrumadores ya que algunas tienen un tamaño muy grande. Sin embargo, cualquiera que las haya cocinado, sabe que a pesar de ser tan llamativas, solo se utiliza su corazón. Sin embargo, se pueden aprovechar al máximo, ya que también sus hojas pueden utilizarse como aderezo o saborizantes. Tienen mil usos, son muy versátiles,  y, como veremos aquí, las propiedades de los puerros son casi infinitas. Te invitamos a descubrir todo lo que debes saber sobre los puerros, a continuación.

Origen de los puerros

Los puerros como tal, se conocen desde hace más de 3000 años. En Mesopotamia fue donde primero se encontraron datos de su consumo, sin embargo no se puede afirmar que ese sea su origen. También se han encontrado menciones a los puerros en el antiguo Egipto, pero no hay pruebas fehacientes de su existencia o cultivo en esa época.

Al igual que con la gran mayoría de las hortalizas originarias de zonas Mediterráneas y de oriente próximo, como los espárragos o las cebollas, su expansión se debe a los romanos. Hasta su descubrimiento, solo se utilizaban medicinalmente debido a todas las propiedades de los puerros. Los romanos, aparte de expandirlas desde el norte de África hasta las islas británicas, también fueron quienes las empezaron a cultivar como alimentos.

Propiedades de los puerros

  • Diurético: anteriormente hemos comentado que, debido a todas las propiedades de los puerros, se utilizaban de forma medicinal. Gran parte de esto se debe a su valor diurético, ya que ayuda a depurar el organismo de líquidos y toxinas innecesarias. Además evitan hinchazón, la enfermedad de la gota y la retención de líquidos.
  • Anti-estreñimiento: un beneficio de los puerros es que combate el estreñimiento de forma natural. Su aporte en fibra mucílagos ayuda a que el intestino funcione correctamente y de manera regular, sin excesos.
  • Protege los vasos sanguíneos: como no se ven, a menudo los ignoramos, pero nuestros vasos sanguíneos juegan un rol clave en nuestra salud. Otro beneficio de los puerros y su consumo es que ayudan a vasodilatar, regulando así la presión sanguínea y evitando obstrucciones que pueden llevar a trombosis. Al evitar coágulos, también indirectamente ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, cuidando el corazón desde fuera.
  • Eliminan colesterol: este beneficio de los puerros tiene una doble lectura. Si bien estamos acostumbrados a escuchar que el colesterol hace mal, también es en parte necesario para nuestro organismo. Consumir puerros ayuda a eliminar el colesterol malo e innecesario, a la vez que baja el nivel de triglicéridos.
  • Bajar de peso: otra propiedad de los puerros que es común con muchas otras verduras es que son recomendadas para bajar de peso. Por un lado, son en 90% agua, apenas tienen grasas y calorías y contienen fibra y antioxidantes que ayudan a que nuestro cuerpo esté sano a la vez que no aumenta nuestro peso.

Valor nutricional de los puerros

  • Calorías 24 kcal
  • Grasas 0,3g
  • Colesterol 0 mg
  • Sodio 12mg
  • Calcio 31mg
  • Hierro 0,9 mg
  • Magnesio 11mg
  • Potasio 256 mg
  • Hidratos de carbono 3,7 g
  • Fibra 2,8g
  • Azúcares 3,9g
  • Proteínas 1,6 g
  • Vitaminas C, B6,E,A

Variedades de puerros

A diferencia de lo que pasa con la mayoría de las hortalizas, las variedades de puerros se pueden distinguir por su tamaño y por la época de su cultivo, ya que van de la mano. Si bien todas comparten color, propiedades de los puerros y otras características, dependiendo de la estación en la que se cultiven, pueden tener un tamaño u otro.

  • Puerros de otoño/invierno: son los más alargados, son más gruesos y su sabor es más fuerte. Se trata de los llamados “puerros largos” como los Romil, Helvetia y Largo de Gennevillier entre otros.
  • Puerros de verano: estos presentan un tamaño menor, son más finos, su carne es más blanda y su sabor, por tanto, es más dulce. Aquí se encuentran los puerros “cortos” y “semicortos” como Platina, Mussleburgh o Electra.

Conclusión

Puede echar para atrás esa forma tan alargada y el tamaño tan grande, podemos pensar que son difíciles de guardar y de cocinar. Al ser partes independientes, se pueden guardar por separado, cocinar solo su corazón o utilizar las hojas para otros platos. Son miles las recetas que pueden hacerse con puerro, a la vez que son miles las propiedades del puerro. Piérdele el miedo y empieza a disfrutar de su exquisito sabor.

5 1 vote
Valorar el artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments